¿Te ayudamos?
En:

Pasos para dar de alta la luz tras tu reforma

list En: Blog hogar comment Comentario: 0 favorite Golpear: 233

Llegó la hora de dar de alta la luz tras tu reforma, una gestión importante que debe realizar todo el que ocupa un inmueble y que tiene un costo determinado...

Llegó la hora de dar de alta la luz tras tu reforma, una gestión importante que debe realizar todo el que ocupa un inmueble y que tiene un costo determinado. Es un trámite sencillo, pero debe llevarse a cabo con tiempo. A continuación te daremos toda la información que necesitas para que cumplas con este importante requisito.

Dar de alta la luz tras tu reforma ¿Qué debo hacer?

Lo primero que debes hacer cuando va a culminar tu reforma, es dar de alta la luz y otros servicios porque, previo a mudarte, deberás aguardar unos días luego de registrar la solicitud.

Con ello, no sólo gozarás de un óptimo beneficio, sino que estarás frente a un requisito indispensable, ya que tras él, se activa el suministro, sobre todo, si la vivienda enmendada lleva años sin ser ocupada..

Lo siguiente será elegir la comercializadora, ante la cual contratamos la luz. Luego, deberás seleccionar las tarifas e indicar la que más se ajusta a tus necesidades. En este punto es fundamental usar un comparador, donde encontrarás el importe adecuado a tu caso.

¿Cuánto tiempo tarda este trámite?

Se trata de un proceso sencillo que llevará entre 5 y 7 días hábiles, por esto debes preverlo con anterioridad. Lo aconsejable es solicitarla al finalizar tu reforma, para que puedas mudarte sin complicaciones.

Este tiempo es aplicado por todas las distribuidoras de electricidad, ya que durante esos días, el técnico acude a la vivienda a instalar el contador para que el cliente disponga del abastecimiento.

Cabe destacar que en este procedimiento, la comercializadora es la encargada de avisar a la distribuidora que será la encargada de enviar al técnico lo antes posible.

Pasos para dar de alta la luz

Llegada tu reforma, debes cumplir una serie de pasos para contratar el nuevo servicio eléctrico, lo cual te evitará dificultades y pérdidas de tiempo. Sin embargo, deberás reunir algunos requisitos y documentos al momento de gestionar la solicitud.

1.     Realiza el trámite ante la distribuidora de energía eléctrica (te sugerimos que sea ante la misma organización donde se formalizó la luz de obra). Allí, será creado un expediente de acometida donde quedará asentado el trámite entre la casa y la distribuidora.

Si la opción es otra compañía, deberás gestionar: La baja del CUPS, este requisito se realiza en la comercializadora y el alta del CUPS, con ella recibes la luz definitiva de la empresa que te proveerá el servicio.

2.     Comunícate con la comercializadora.

3.     Escoge la potencia.

4.     Contrata la tarifa.

5.     Recibe al técnico que va a hacer la instalación.

Cada uno de estos pasos son requisitos indispensables para llevar a cabo el trámite de forma organizada y precisa. Recuerda que en todo este proceso juegan un papel importante la comercializadora y la distribuidora de energía eléctrica.

¿Qué documentos debo presentar?

Antes de abrir el expediente, es importante conocer el procedimiento y el tiempo en que tarda la distribuidora en dar de alta la luz. Para tales fines también deberás tener a la mano los siguientes documentos:

       Boletín eléctrico.

       Cédula o archivo de habitabilidad.

       Certificado de Establecimiento Eléctrico.

       Contrato de inquilinato o escrituras que certifiquen que eres dueño de la vivienda.

       Dirección postal.

       DNI del propietario del contrato.

       Licencia para la contratación.

       Número de cuenta bancaria.

       Potencia contratada.

Además, debes poseer el número CUPS y recordar que este proceso tarda hasta 7 días hábiles, tras terminar el trámite. Tiempo en el cual se instala el medidor eléctrico en tu casa.

¿Qué debo pagar?

Dar de alta la luz no es un requisito gratuito, pero sí sí está regulado. Eso sí, el monto siempre va a depender de la potencia que necesites. Por otro lado, los derechos “de acometida” que deberás pagar, se abonan al abrir el expediente y son los siguientes:

       De expansión. Es el pago que haces a la distribuidora al abrir el expediente.

       Ingreso. Abonas cuando das de alta del servicio.

       De verificación. Pagarás una vez verificado el buen funcionamiento del servicio. Si presentas un boletín de instalador autorizado, quedas exento del pago.

       Enganche. Pagas por la conexión final que hace el técnico.

De igual manera, debes saber que varias distribuidoras podrían solicitarte un depósito de garantías, así como otros requisitos. Por otro lado, en este procedimiento no se contempla el pago de extras a los técnicos, el mismo está dentro del acuerdo previo con la comercializadora.

Finalmente, todas las contrataciones, independientemente de si la vivienda tuvo o no luz, se rigen por los mismos parámetros de espera. ¿Te ha interesado este artículo? Puedes encontrar más información sobre este tema en Compañías-de-luz.com.

Etiquetas: dar de alta luz

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre